PICK DE LA SEMANA: NOZAKI-KUN NECESITA OTRA TEMPORADA

Luego de una ausencia algo larga, retomamos su humilde y bien hecha sección del “Pick de la semana”, que ahora cambia de día a los domingos. La serie de la que les hablaré hoy la ví hace no mucho, porque mi hermana me la recomendó y nos aventamos un maratón en Netflix. “Gekkan Shoujo Nozaki-kun” o como se le conoce en Latinoamérica “Revista mensual para chicas Nozaki-kun” es la elegida el día de hoy.



Existe un estilo de manga llamado “4-koma” o “yonkoma”, que consiste en historias cortas narradas en cuatro paneles. Este formato nació en Japón en 1902 gracias a Rakuten Kitazawa, un artista manga de la época y que se vio fuertemente influenciado por las tiras cómicas estadounidenses.


Con el pasar de los años, se le fueron dando ciertas características, como el asignarle a cada uno de los paneles una parte de la narrativa, siendo la introducción, el desarrollo, el clímax y la conclusión respectivamente. Además de destacar en su mayoría con historias de comedia.


El máximo exponente de yonkoma lo encontramos en el manga “Sazae-san” hecho por Hachiko Hasegawa, que fue publicado desde 1946 hasta 1974, cuya adaptación al anime es la más longeva de la historia, siendo transmitida desde 1969 hasta su reciente suspensión el año pasado, contando con más de ocho mil episodios. Actualmente encontramos grandes exponentes como “Azumanga Daioh”, “Lucky Star” o “K-On!”, tanto en el manga como en sus adaptaciones animadas.



En 2011 se publicó por primera vez “Gekkan Shoujo Nozaki-kun”, escrito e ilustrado por la mangaka Izumi Tsubaki y publicado en la revista Shonen Gangan Online. Dicho manga es publicado hasta la actualidad y cuenta con doce volúmenes tankobon (recopilatorios). Debido a su gran popularidad, tres años después comenzó a emitirse una adaptación al anime que consta de doce episodios.


La historia nos presenta a Chiyo, una alumna de preparatoria que está enamorada de su compañero Nozaki. Tras intentar confesarle su amor, Chiyo descubre que él es un reconocido autor de manga en una revista para chicas, bajo el pseudónimo de Sakiko Yumeno, por lo que ella decide volverse su asistente con tal de pasar más tiempo con Nozaki.


Comenzaré diciendo que me parece sumamente divertida, las situaciones y los personajes aportan muchísimo y es algo que se siente bastante orgánico y disfrutable. Además, llevando una sutil crítica hacia el género de comedia romántica y al romper constantemente con las expectativas que nos creamos alrededor de la idea del amor o el romance. Lo interesante de todo esto es la manera en la que lo hace, porque nunca se pierde la esencia y tampoco lo vuelve algo pesado. He notado que muchas veces la gente rechaza las obras de sátira o crítica debido a que se vuelven complicadas de consumir o muy densas y aquí nunca se pierde esa frescura. Mi único pero en lo que respecta al humor es el humor físico, el cual sigue sin parecerme gracioso casi el cien por ciento de las veces, pero si ustedes disfrutan de esto, creo que será un punto extra.



También encontramos en los protagonistas una ruptura en cuanto a roles de género, lo cual encuentro sumamente valioso, desde el personaje de Kashima utilizando ropa de príncipe sin buscar hacer un chiste al respecto, hasta el del propio Nozaki, quien me parece demasiado tierno, encantador y sensible. Hacen cosas a las que no estamos tan acostumbrados como sociedad. Entiendo que habrá personas a las que tampoco les parezca algo tan transgresor, pero sí considero que en el mundo del anime, se distingue notablemente de otras en el género, aportando mucho en temas como los conceptos de masculinidad y feminidad con una naturalidad increíble, sin intenciones de crear polémica. Las cosas son así y ya, justo como en la vida real.


Acá hay un punto que sí me parece muy subjetivo. Lo primero es decir que esta serie no es original de Netflix y que fue licenciada seis años después por la empresa, por lo cual recibió un doblaje realizado en Argentina. Yo consumo regularmente doblaje y a pesar de que algunas de las series originales de Netflix dejan muchísimo que desear en este rubro, hay casos como los de la serie animada “Hilda”, “Japón de hunde” o “Aggretsuko” cuyo doblaje me parece excelente. En el caso de “Nozaki-kun” me siento algo extraño, no puedo decir que sea de mala calidad ni mucho menos, pero me sigue pareciendo muy extraño el acento que se maneja en Argentina específicamente. Me gustaría mucho conocer su opinión al respecto.


Lo que me parte el corazón es que la historia queda inconclusa y hasta la fecha no se tienen más que rumores de una hipotética segunda temporada del anime. Esto sí lo dejo totalmente a su criterio, si vale la pena verla aunque no haya un final como tal. Me deja un sentimiento similar al de “Shaman King” de XEBEC.


“Nozaki-kun” es fresca, novedosa y sumamente encantadora.



Pueden encontrar "Gekkan Shoujo Nozaki-Kun" en la plataforma de streaming Netflix.

55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo