SAYOUNARA Haruma Miura

La población del país nipón y todos aquellos seguidores de la cinematografía japonesa visten de luto por la muerte del actor de 30 años Haruma Miura, quien fue encontrado, el pasado 18 de julio, colgado en su departamento en Tokio junto a una nota suicida, y murió en el hospital en la madrugada de ese mismo día.



Nacido el cinco de abril de 1990, en Ibaraki, Japón, el actor debutó a los siete años de edad en el NHK Television drama llamado Agri, se abrió camino en el mundo del espectáculo tanto como actor como cantante. Entre sus actuaciones más famosas, podemos encontrar Kimi ni Todoke (2010), Last Cinderella (2013), Koizora (2007), Boku no ita Jikann (2014), así como su participación en las adaptaciones cinematográficas del anime Shingueki No Kyojin, que consta de dos películas: Shingeki no Kyojin: Attack on Titan - End of the World (2015) y Shingeki no Kyojin: Attack on Titan (2015), en ambas interpretó a Eren.


A la par de su carrera de actor, Haruma y otros dos chicos, forman la banda de J-pop llamada Brash Brats, la cual, después de que Tsukba Actor’s Studio quebró, se unió a una de las más grandes agencias de talentos en Japón, conocida como Amuse.


La muerte del actor revivió viejas amistades y, al enterarse de su deceso, varios de los amigos que hizo en las filmaciones de los proyectos en los que trabajó, hicieron sentir su pesar mediante dedicatorias y palabras amables en Twitter. Celebridades como Yoshine Kyoko, Yujin Kitagawa, Ikeda Elaiza e Higa Manami, dieron sus condolencias y dejaron un mensaje para el actor en sus redes sociales.



En la búsqueda de una explicación, medio de comunicación chinos dieron a conocer una carta que el actor había escrito hace 10 años, cuando éste tenía 20, para su yo del futuro, donde se cuestionaba su propia felicidad. La carta versa así:


“10 años después, ¿estarás feliz? ¿Serás feliz todos los días? ¿Tienes las cosas más importantes y maravillosas? Si te conviertes en alguien mejor, me alegraré por ti. Por favor, sé fuerte y sostén solo cosas preciosas en tus manos”.


Esto, junto con algunas denuncias y reportes de acoso en redes sociales, dan las pautas para inferir que la vida de Haruma había pasado de ser el “sueño del artista” a un verdadero infierno.


Además del sentimiento de pérdida y añoranza, Haruma dejó algunos proyectos inconclusos como el drama Love Will Begin When Money End. De igual manera, recién había terminado las filmaciones de las películas Brave gunjou senki y The Confidence Man JP: Princess, así como la de la serie Taiyo no ko: Gift of fire, los cuales se estrenarán como proyectos póstumos del actor.


Siempre es triste cuando una celebridad querida parte de este mundo, pero cuando se trata de una persona tan joven, con un futuro prometedor y su deceso es en circunstancias tan tristes, lo único que nos queda decir es “Sayonara, Haruma Miura”.

637 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo