¿RECUERDAS LAS LAGRIMAS? - RECUERDOS DEL AYER


Hablando claro, la joya oculta de Ghibli "Recuerdos del ayer" es una entidad bastante quimérica donde por un lado tenemos historias cortas sobre una pequeña Taeko de 10 años que nos muestra sus aventuras cotidianas de la infancia y por otro tenemos a Taeko de 27 años que vive sus segundas vacaciones en el campo, con una trama bastante alejada a lo que Ghibli nos tiene acostumbrados a primera vista, una aventura bastante cotidiana pero que tiene ese sello tanto en su animación como en sus ideas que nos dejan claro que es marca de casa.


Dirigida por Isao Takahata en 1991 la historia viene de las paginas de un manga con el mismo nombre escrito por Yuko Tone y Hotaru Okamoto donde principalmente desarrolla la historia de la pequeña Taeko. El manga escrito con un tono nostálgico esta hecho para transportarnos a la niñez con historias sencillas que transmiten el sentimiento de infancia a veces son alegres otras tristes pero siempre marcadas con la sensación de que todo es nuevo y maravilloso. Para la película Takahata decidió hacer una especie de continuación, donde nuestra protagonista que atraviesa una momento importante de su vida y mientras lo hace sus recuerdos de la infancia regresan para darle fuerzas.


La quimérica obra se debate entre su parte infantil y adulta, puede sentirse como desfasada, sobre todo al principio de la obra donde parece que son dos historias diferentes pero poco a poco y si te dejas envolver por la magia podrás disfrutar plenamente del desarrollo de la obra.

Es necesario decirlo antes de continuar, no es una obra perfecta, es bastante lenta y muchos podrán considerar que tiene fallos en la manera que narra la historia lo cual es totalmente valido pero lo que realmente me ha encantado de la película es su mensaje y la maravilla artística en como es expuesto.


Siendo una película que va dirigida a los adultos, sobre todo al publico femenino no es muy conocida, pero su mensaje es uno que Takahata retomaría en el futuro para la película "El cuento de la prinsesa Kaguya" donde tenemos una situacion bastante similar con Takahata explorando las motivaciones de un adulto, ¿Es esta la vida que quiero? ¿Soy feliz? en ambas nuestra protagonista se cuestiona sus decisiones y motivaciones buscando una respuesta.


En recuerdos del ayer esa respuesta se busca en la memoria, primero los recuerdos son los que la invaden a Taeko, llegan mientras se prepara para viajar pero poco a poco y a medida que su dilema se va haciendo mas palpable es ella la que rebusca en ellos, la que los rememora e intenta comprenderlos pues si encuentra la respuesta podrá conocerse mas a si misma... ¿o no?


Sus mayores recuerdos son en gran medida similares a los nuestros, intrascendentes, la primera vez que creímos enamorarnos, un mal momento con nuestra familia o una situación difícil en la escuela momentos comunes que recordamos con nostalgia y a los que queremos huir pero que sabemos que realmente no son tan buenos como los recordamos. Esos pequeños momentos igual no nos cambiaron pero quedaron en nuestra memoria, ¿podríamos sostenerla mirada con orgullo de lo que somos a nuestro yo de 10 años?

Personalmente la historia de Taeko grande no conectaba conmigo al principio, no se si era por su personalidad o sencillamente la historia quedaba opacada por las escenas de la infancia llena de nostalgia pues la mayoría de sus recuerdos son sencillos y cotidianos pero están cargados de una carga emocional poderosa, algo que probablemente solo ocurre en la niñez en contraposición con nuestra sobria Taeko adulta que al igual que nosotros al crecer parece que pierden su magia. Al menos así fue hasta poco después de la mediación, que su conflicto se hace evidente es bastante fácil empatizar con ella cuando en algún momento has pasado por una situación así en tu vida.


Una obra adulta que no es perfecta pero rápidamente se ha convertido en una de mis favoritas por encima de otras mas imaginativas de Ghibli pues Takahata es un alquimista experimentado y a podido crear la quimera definitiva, si FLCL es la adolescencia hecha animación, Recuerdos del ayer es la infancia hecha animación para los que ya la dejamos atrás. La película tiene grandes momentos y en lo personal brillan mas los de la infancia pero el mejor momento de la película, su culmen definitivamente transcurre entre los créditos, en el momento en el que pasado y presente logran "reconciliarse", brindándonos un momentos que debería quedar para la posteridad por todo lo que se puede representar sin palabras.


Como dato curioso es de notarse el clásico ambientalismo de Ghibli se encuentra marcado en la escena adulta de la película y de hecho es el foco principal de interés de Taeko de grande, tanto ella como Kaguya sienten una atracción por la vida en la naturaleza y si bien podríamos dejarnos llevar por la idea de que Ghibli nos quiere hacer ambientalistas (que tal vez sea cierto) pero que en ambas es mas un símbolo, el sueño de las dos bien podría ser otro y el mensaje no cambia, has aquello que te haga feliz.


Una autentica joya que si bien no todos la disfrutaran, es algo que es necesario ver si buscas una historia mas lenta y reflexiva que te invita a pensar sobre tu vida, esta es tu película.

Post data: La película esta disponible en Netflix y el manga fue traído al español por la editorial Dolmen y si bien no quedan muchos ejemplares el manga es bastante bueno.

13 vistas0 comentarios