DISPONIBLE AHORA

PICK DE LA SEMANA: MADOKA MAGICA, MUCHO MÁS QUE UN MAHOU SHOJO



Hace algunos años tuve la oportunidad de ver la serie llamada “Mahou Shoujo Madoka Magica” o en occidente “Puella Magi Madoka Magica”. Siendo honesto no recuerdo qué fue lo que me llevó a verla la primera vez, pero quedé fascinado con todo lo que presencié durante esos doce capítulos. Quedó muy presente en mi mente desde entonces y trato de recomendarla a cualquier persona que se me cruce. Le perdí la pista por un par de años y recuerdo que la retiraron de Netflix un tiempo, pero hace unos días me encontré con la grata sorpresa de que estaba disponible de nuevo, así que me regalé la oportunidad de revisitarla.



Antes de contarles de este anime, me gustaría hablar un poco acerca del subgénero “mahou shoujo” o de “niñas mágicas”. Este nació en 1962 con el primer manga creado del género, “Himitsu no Akko-chan”, que, a grandes rasgos, nos cuenta la historia de una niña que obtiene un espejo mágico. Años más tarde, en 1966, se emitiría el primer anime mahou shoujo titulado “Mahoutsukai Sari”, sobre Sally, la princesa del mundo de las brujas que decide quedarse por un tiempo a vivir con los humanos. Los movimientos feministas que se dieron en Japón durante los 70s y 80s dieron pie a temáticas más diversas en las historias, además de experimentar situaciones más “adultas” volviendo mayores a las protagonistas a través de la magia y dándoles elementos de “picardía sexual” en obras como “Las aventuras de Gigi” y “Magical Angel Creamy Mami”.


Una década después nos encontramos con el mahou shoujo por excelencia, el más reconocido a nivel mundial, “Pretty Guardian Sailor Moon”. Obra realizada por Naoko Takeuchi que sentó las bases para el surgimiento de grandes clásicos del género que se dieron a partir del 2000, tales como “Sakura Card Captor”, “Princess Tutú” y de la que les hablaré en esta ocasión, “Madoka Magica”.


"Mahou Shoujo Madoka Magica" es un anime de 2011 creado por Gen Orobuchi, autor de otras obras importantes como “Psycho-Pass” y “Fate/Zero”. “Madoka Magica” abraza con mucho estilo las características más comunes e importantes del subgénero, como la mascota kawaii con poderes mágicos, las famosas transformaciones a outfits increíbles, las protagonistas en plena adolescencia y los antagonistas a quienes deben derrotar con sus poderes de chica mágica. Sin embargo, no se conforma sólo con eso y se cuestiona a sí misma, haciendo a un lado a las protagonistas "perfectas" y que cumplen con lo que la sociedad considera "ideal" para una mujer. Nos plantea las complicaciones que conlleva el volverse una mahou shoujo, elemento poco explorado hasta ese momento; además de mostrarnos escenarios más crudos y realistas rodeando la vida de nuestras protagonistas, poniéndolas en dilemas morales y volviéndolo incluso un thriller psicológico.


Acompañado de una banda sonora sublime realizada por Yuki Kajiura (“Kimetsu no Yaiba”, “SAO”, “Tsubasa: RESERVoir CHRoNiCLE”), quien nos envuelve en majestuosos ambientes oníricos, reforzando aún más la excelente creación del universo en el que se desarrolla la trama. Un opening que se ha vuelto de mis favoritos en el anime, “Connect” interpretado por el dúo ClariS. Todo el apartado musical de la serie la vuelve una de las obligadas para cualquier persona que disfrute de la cultura del anime, desde mi punto de vista.


Visualmente también es una obra de arte, desde el diseño de personajes que llevó a cabo Ume Aoki (puntos extra para todo lo relacionado a las brujas), hasta la animación traída por Shaft. Batallas muy bien realizadas, momentos épicos y personajes entrañables.


“Mahou Shoujo Madoka Magica” me sorprendió aún más la segunda vez que la ví. Entre algunas cosas que no recordaba con exactitud y la (presunta) madurez que he obtenido cinco años después de haberla visto, me pareció algo magnífico en todos los sentidos de la palabra. Pienso que, con doce capítulos, es una serie muy accesible y amena para cualquier espectador, ya sea alguien que se adentra apenas en la animación japonesa o un otaku con experiencia.


Lo último que me gustaría rescatar es la importancia que han tenido las historias de “chicas mágicas”, brindándoles un merecido papel protagónico a las mujeres que no suelen destacar en otro tipo de historias. Un subgénero muy subestimado debido a ser hecho por y para mujeres en su mayoría, pero que nos lleva a mundos increíbles, que siempre cuentan con una estética excelsa y que igualmente nos brindan una perspectiva distinta a la que estamos acostumbrados. Personajes tales como Usagi Tsukino o Sakura Kinomoto que se han vuelto un ícono pop y que nos han demostrado todo lo que son capaces de hacer. Aún queda mucho por cuestionarse al respecto, pero considero que obras como esta nos permiten hacerlo.



“Mahou Shoujo Madoka Magica” está disponible en Netflix para toda Latinoamérica.

  • Instagram - Negro Círculo

® 2020 FanimeR © 2020 Just Real Todos los derechos reservados. Todos los materiales en este sitio tienen derechos de autor y no se pueden usar de manera comercial.