top of page

JAPONESA ES ESTAFADA POR UN SUPUESTO ASTRONAUTA QUE QUIERE BAJAR A LA TIERRA Y CASARSE CON ELLA

Shiga… tenemos un problema…


Las estafas románticas internacionales son un problema creciente en todo el mundo. Es cuando un estafador asume la identidad de un soltero o soltera elegible en las redes sociales y se aprovecha del sentimiento de soledad de la gente para despojarla de dinero pidiéndole dinero para los gastos de transporte para reunirse, para hacer frente a las emergencias médicas o para cualquier otra razón fantástica.



Y no hay nada más fantasioso que un caso ocurrido en la prefectura de Shiga en Japón a principios de este año. Según la policía de la prefectura de Shiga, el 28 de junio una residente de 65 años de la ciudad de Higashiomi conoció a un hombre en las redes sociales que decía ser un ciudadano extranjero que trabajaba en la Estación Espacial Internacional.


La mujer entabló entonces una comunicación más profunda con el hombre a través de la aplicación de mensajería Line y él empezó a decirle cosas como "Quiero mudarme a Japón y empezar una nueva vida", "Aunque lo diga 1.000 veces no será suficiente, pero lo seguiré diciendo: Te quiero" y, finalmente, "¿Te casarás conmigo cuando llegue a Japón?".


Entonces, en algún momento de agosto, el hombre pidió dinero para volver a la Tierra… - Sí, volver a la tierra. Según su historia, la vida en la ISS es de pago y necesitaba cubrir el coste de un cohete de vuelta y las tasas de aterrizaje.


Atendiendo a su petición, la mujer hizo cinco transferencias bancarias en cinco días, por un total de unos 4,4 millones de yenes (606mil pesos mexicanos) para cubrir el vuelo de regreso a la Tierra de su amante. Sin embargo, cuando él siguió pidiéndole dinero, ella empezó a sospechar y acabó presentando una denuncia a la policía.


Es difícil no sentirse mal por una persona que obviamente estaba tan atrapada en querer que algo fuera cierto, que le costó caro. Por ello, hubo mucha simpatía en Internet, mientras que otros no pudieron evitar burlarse de lo descaradamente absurdo del fraude.


  • "Esto va incluso más allá de una estafa romántica 'internacional'".

  • "Estos criminales se están volviendo realmente extravagantes con sus tramas".

  • "Un aterrizaje en la Tierra por 4,4 millones es bastante barato".

  • "Creo que intencionalmente hacen la historia ridícula así, para que cuando la víctima finalmente se entere sea más probable que esté demasiado avergonzada para denunciarlo".

  • "Al menos hay alguien que intenta casarse en estos días".

  • "Es una ópera espacial de la vida real".

  • "Aun así, creo que más que vivir una vida de cinismo, ser alguien que confía y trata de ayudar a los demás es, en definitiva, más feliz, aunque pasen estas cosas".

  • "Me pregunto por qué 4,4 millones fue el número mágico para que sospechara".

  • "El amor realmente es ciego".


Desgraciadamente, dado el anonimato y la probabilidad de que el estafador -aunque terrestre- ni siquiera estuviera en el país para empezar, puede ser muy difícil que se haga justicia en este caso.


Por eso, la policía de Shiga recuerda a todos que la prevención es fundamental y que nunca hay que transferir dinero a nadie que se conozca en las redes sociales. Esto es doblemente cierto en el caso de personas que dicen ser astronautas y famosos multimillonarios que no pueden deletrear bien su propio nombre.


Fuente: The Sankei News, NHK, Hachima Kiko, Sora news


67 visualizaciones0 comentarios
bottom of page