DISPONIBLE AHORA

JAPAN SINKS 2020, ¿UN CAMBIO EN EL DOBLAJE? ENTREVISTA A MARC WINSLOW, DIRECTOR DEL PROYECTO

“Japan Sinks 2020” es la nueva serie de anime que nos traerá Netflix este 9 de julio. Como otras producciones de la plataforma de streaming, esta miniserie, que consta de diez episodios, fue doblada en México por el estudio de doblaje VSI, sin embargo este cuenta con una peculiaridad: todo el trabajo fue realizado a distancia.




“Japón se hunde: 2020”, título bajo el cuál será lanzado el anime en Latinoamérica, está inspirada en el libro homónimo de Sakyo Komatsu. Esta nos narra un fuerte terremoto que azota Tokio, pero trasladando los sucesos de 1970 de la obra original a la actualidad, 2020, justo después de los Juegos Olímpicos de Tokio (que en la vida real fueron pospuestos para el próximo año debido al COVID-19).


El doblaje cuenta con el las participaciones de Alicia Vélez, quien ya ha trabajado con Netflix, dándole vida a Akira Ono en “High Score Girl” y también con Rossy Aguirre (primera voz de Krillin), Carlo Vázquez (Satoru Endo en el anime “Súper Once”) y Adriana Casas (Lois Griffin en “Padre de familia”) en los papeles protagónicos, interpretando a los miembros de la familia Muto. En la dirección se encuentra Marc Winslow.


Marc Winslow tiene veinticuatro años y lleva activo en el doblaje desde 2012. Es músico, cantante y actor. Dentro de sus trabajos más destacados en la industria se encuentran Luis en el remake de “Patoaventuras”, Clancy de la maravillosa serie animada de Netflix, “Midnight Gospel” o Zed en las películas de Disney “Zombies”.


Al enterarme sobre el proyecto de “Japón se hunde: 2020” me puse en contacto con Marc, quien muy amablemente nos regaló una entrevista telefónica exclusiva para Fanimer.




Pregunta: ¿Cómo fue tu experiencia con este proyecto?

Respuesta: Fue muy grata, es la serie que más me ha gustado dirigir. Me gustan mucho las distopías y las catástrofes. Cuando me la ofrecieron me dijeron que tal vez no me gustaría, porque he dirigido cosas más relajadas, pero todo lo contrario, la disfruté mucho. Aunque como director el estar distanciados fue algo complicado.


P. ¿Es la primera vez que trabajas de esta manera?

R. No realmente. En locución ya he hecho varios trabajos desde mi casa y actualmente hago la voz de Stewie en “Padre de familia” también desde mi casa, así que estaba acostumbrado hasta cierto punto a esta forma de trabajar. También mis retakes suelo enviarlos desde aquí.


P. ¿Cuáles fueron los principales retos de trabajar de esta manera?

R. Como director fue difícil porque la situación no nos permitía estar en el estudio. Todas las intervenciones fueron grabadas de manera remota. Como actor también fue muy pesado, porque tuve que hacer el trabajo que normalmente harían otras personas, como acomodar los audios o limpiar el ruido, todo lo que hace el ingeniero. Con los demás actores fue un poco diferente, ya que durante las grabaciones estaba también conectado el ingeniero, que se encargaba de hacer todo esto. Fueron pocos los que trabajaron del mismo modo que yo. De entrada yo pedí actores que fueran buenos en su trabajo. Esperaba que los errores principales fueran de grabación y no de la actuación. Dependíamos mucho de la red con la que contábamos, porque eso provoca ruido o fallas en el audio original que no podían corregirse.




P. ¿Qué fue lo que más te gustó de esta forma nueva de trabajar?

R. A mí me vino muy bien, porque llevaba una carga de trabajo muy grande desde hacía meses, tuvimos que parar por la cuarentena y aproveché para descansar. Yo soy muy uraño y es más cómodo para mí trabajar sin salir; me ahorro el gasto de la comida y la gasolina, sin embargo es más trabajo el realizar todo. En algunos proyectos ni siquiera me dirigieron, yo me encargué de la dirección, actuación y edición.


P. ¿Hubo algo que extrañaras del doblaje presencial?

R. No (risas). Lo que más extrañaría sería grabar canciones, porque no se hace de la misma manera, ni se pueden utilizar los programas que usamos para el doblaje actuado, así que he tuve que resolverlo por mi cuenta.


P. ¿Qué sensaciones te deja el ver el trabajo terminado?

R. Cuando dirijo un proyecto, a mí me gusta estar enterado de todo, de principio a fin. Así que pude ver los episodios terminados, tuve la oportunidad de revisar e ir cambiando cosas que no me convencían. Ahora siento mucho alivio, estaba muy presionado por ser la primera vez que trabajábamos de esta manera. No he terminado de disfrutarla honestamente, porque la veo con ojos de director y me preocupo mucho revisando cada detalle. Cuando esté disponible en Netflix entonces sí me sentaré a verla.



P. ¿Por qué nos recomendarías ver “Japón se hunde: 2020”?

R. Va muy ad hoc con la temporada que vivimos actualmente. Las personas podrán identificarse fácilmente con los personajes y las situaciones que viven. Es bastante cruda y aunque crean que será feliz por ser animada, es todo lo contrario. La recomiendo muchísimo, no porque yo la haya hecho, sino porque es algo que yo vería definitivamente.


P. Este no es el primer proyecto que se dobla de esta manera, ¿Tú crees que el experimentar el doblaje de esta manera pueda ser un parteaguas en la manera en la que trabaja la industria?

R. En otros países ya se ha trabajado así, pero en México este es el primer proyecto que se hace remoto en su totalidad. Creo que depende muchísimo de las circunstancias. Puede ser que cuando todo este termine algunas personas puedan seguir haciéndolo desde casa, pero los programas que utilizamos también cuestan y siendo que los estudios cuentan con la infraestructura adecuada para este trabajo, tal vez no sea lo más conveniente para ellos. En mi caso encuentro más pros que contras, prefiero estar en un espacio más tranquilo y me permite concentrarme más en lo que hago.


P. Por último, ¿hay algo que te gustaría decirles a las personas que nos leen?

R. Por favor haz que suene bonito (risas). Yo les diría que mientras más versátil seas, más fácil será conseguir oportunidades, en lo que tú quieras. Yo trato de hacer de todo y desde el principio fue así, hago música, locución, doblaje, trabajo también en los videojuegos. Todas son ventanas de oportunidades.


P. Muchas gracias por tu tiempo y por la accesibilidad.

R. Muchas gracias a ti, les mando un saludo a todos.



“Japón se hunde: 2020” estará disponible en Netflix a partir del 9 de julio.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Negro del icono de YouTube
  • Instagram - Negro Círculo

® 2020 FanimeR © 2020 Just Real Todos los derechos reservados. Todos los materiales en este sitio tienen derechos de autor y no se pueden usar de manera comercial.