PICK DE LA SEMANA: KIKI: ENTREGAS A DOMICILIO, SIEMPRE NECESITAMOS DE LXS DEMÁS

Desafortunada o afortunadamente esta sección comenzará a ser quincenal, debido a otras ocupaciones que tengo y tampoco me gustaría que la columna perdiera calidad, pero se seguirá llamando “Pick de la semana”, a menos que se me ocurra otro nombre. Aprovecho este espacio para decirles que recién terminé la segunda temporada de “Aggretsuko” y realmente la disfruté, así que se las recomiendo muchísimo; hace algunas un tiempo escribí sobre la primera y creo que sería demasiado volver a hacer una nota de la misma serie.



Durante la semana me enteré que la película de “Kimetsu no Yaiba” había destronado a “El viaje de Chihiro” como la más taquillera en Japón, así que pensé en hablar sobre algo hecho por Hayao Miyazaki a manera de homenaje o algo por el estilo. Considero que la antes mencionada y “El Castillo Vagabundo” son las más populares, así que me decanté por “Kiki: entregas a domicilio”, que no es tan conocida en comparación.



En esta historia las brujas de trece años deben salir de su casa en busca de aprendizaje y nuevas experiencias. Tal es el caso de Kiki, nuestra protagonista, que junto con su gato Jiji viajarán a una nueva ciudad en busca de aventuras. Su mayor habilidad es el volar, así que termina haciendo entregas a la gente que vive ahí.


La premisa es bastante sencilla y a decir verdad, todo en la película lo es. Aclaro que con sencillo no me refiero a que sea negativo, de ninguna manera. Esta película está llena de energía, es imposible no verla y animarse por lo menos un poco.


Lo que me parece más valioso es el apoyo que se brindan todas las personas con las cuales Kiki crea vínculos: desde Osono y su esposo, hasta Tombo. Me encanta el crecimiento de la protagonista y el cómo logra volverse independiente y responsable, sin dejar a un lado a la gente que la acompaña. Creo que muchas veces confundimos el ser independientes con no necesitar de absolutamente nadie y aquí está el claro ejemplo de que las cosas no funcionan así. Ella aprovecha las oportunidades que tiene, pero desde un inicio Osono es quien le brinda un hogar y un trabajo.




Cabe mencionar que esta es una adaptación de un libro escrito por Isao Takahata bajo el mismo título, sin embargo, Miyazaki se tomó varias libertades creativas, las cuales no fueron muy del agrado de la escritora. A pesar de estas diferencias, “Kiki” es uno de los más grandes éxitos de Studio Gihbli, desde la crítica hasta económicamente, siendo el primer gran éxito taquillero del estudio.


Todo el apartado musical y visual es sumamente hermoso, como casi cualquier otro realizado por el famoso estudio y nos permite adentrarnos en el mundo mágico en el que vive nuestra pequeña bruja. Cada cosa aporta lo necesario y nos regala un ambiente maravilloso en todos los sentidos. Aquí no hay mucho más que agregar, cuando la vean, entenderán perfectamente a lo que me refiero.


El punto que no fue tan de mi agrado y que llegó a incomodarme fue la insistencia de Tombo al inicio, llegando incluso al acoso hacia Kiki. Afortunadamente con el pasar del tiempo esta relación comienza a moverse por dinámicas más saludables hasta entablar una bella amistad.



Aquí quedan más que claras las predilecciones del director, que ya hemos visto en muchos de sus filmes, como lo son su afición por los aviones y el vuelo, teniéndolo presente en el transpor te de Kiki gracias a su escoba y de Tombo por querer construir un avión. También tenemos a una vez más a una mujer en el papel protagónico, lo cual es de las cosas que más destaco del cine de Miyazaki, en el cual no se busca forzar un romance ni las relaciones hombre-mujer tienen que ser necesariamente de este tipo, simplemente hay un cariño. También el papel de Osono me parece increíble, me encanta cómo adopta el papel de amiga y soporte de Kiki, pero incentivándola a crecer en cada momento.


Como mencionaba al inicio, una película sencilla, pero muy eficaz y poderosa. Con una protagonista adorable y difícil de olvidar. “Kiki” nos habla de madurar, de “dejar el nido” y valernos por nuestra propia cuenta, pero siempre creando relaciones que nos sirva como apoyo. Si ya vieron otras películas del estudio, entonces considero que esta es totalmente obligada y para las personas que quizás no disfruten tanto del anime, también me parece una buena experiencia.



Pueden ver “Kiki: entregas a domicilio” en la plataforma de streaming Netflix.

41 vistas0 comentarios