OPINIÓN: CONSUMO DE PIRATERÍA EN EL ANIME Y MANGA

Soy un consumidor de contenidos de anime y manga, como muchos de ustedes me he mantenido al tanto de los lanzamientos de series nuevas temporada tras temporada, he disfrutado de incontables historias y aventuras a través del anime y manga durante muchos años, prácticamente mi vida desde que llegué a mi adultez y un poco antes he consumido estos contenidos de entretenimiento japoneses. En la actualidad soy un gran seguidor de los trabajos de Tappei Nagatsuki, escritor de las novelas ligeras de: Re:Zero − Starting Life in Another World entre otros trabajos. Evidentemente también soy gran fanático de muchas otras series de anime y manga que han marcado mi vida, me han levantado el animo, o por el contrario, lo han empeorado o incluso me han inspirado a querer dar inicio a proyectos personales, pero no tengo la intención de contar todo mi recorrido en este fantástico mundo de historias, romance, y fantasía.



Por supuesto, yo como todos, tuve un inicio consumiendo anime o manga, y como debe ser el caso de muchos (o la gran mayoría) comencé consumiendo estos contenidos mediante la piratería y así fue por muchos años. Mi manera de consumir anime o manga fue por medio de sitios pirata, tal vez los mismo que muchos han de frecuentar en la actualidad. Claro, yo también recurrí a la piratería para ver estos bienes culturales provenientes de Japón. No vengo a darle a nadie una clase de moral.


Pero...


Que el consumo de piratería sea una práctica común en los fanáticos del anime no significa que esté bien, o que no perjudique enormemente a la industria.


¿Cuántas veces no hemos escuchado entre nuestros conocidos, foros o grupos, de personas que se quejan amargamente de que el anime que tanto les gustó no tuvo una segunda temporada? ¿Cuántas veces no hemos visto Juegos, películas, figuras, mangas, blu rays, incluso ropa que no llega a nuestro territorio en Latinoamérica? Pero somos bastante expresivos al momento de querer que las industrias japonesas se fijen más en nuestro territorio, que no solo volteen a ver a Estados Unidos o Europa.


Bueno, hay una simple respuesta para todo lo anterior, es la PIRATERÍA.


Al final de cualquier tipo de discusión sobre la piratería, tenemos que comprender que esto es un negocio. Sí, hay personas que viven de las monas chinas que tanto te gustan, desde el autor de la obra hasta el estudio de animación encargado de la realización del anime, y en muchos casos la producción de un anime incluye a actores internacionales como la subcontratación estudios de otros países como Corea, China o Taiwan para para realización de un anime. Todo esto sin profundizar en cuestiones de patrocinios, licencias y la difusión necesaria para los animes que tanto nos gustan.



Ahora volviendo al inicio de esta nota, como lo dije anteriormente, soy un consumidor de contenidos japoneses desde hace muchos años. Sí, consumí piratería, pero me digo fan de esta industria, es por mucho el medio de entretenimiento que más consumo en la actualidad, y en cierta manera tengo un sentimiento de deuda a Japón por este mismo motivo, es por esto que trato de consumir mis series de manera legal, tratando de pagar mis suscripciones y comprar mangas por medio de las dos distribuidoras oficiales que hay en México. Hace unos 10 años o incluso menos, hablar sobre tener variedad en servicios de streaming de anime y una gran cantidad de títulos en físico de mangas era un sueño guajiro, si querías conseguir un título de algún manga usualmente tenías que buscarlo en importación, ya sea desde Estados Unidos o España (todavía recuerdo el calvario que fue buscar Aku no Hana en el 2015) y hablando en cuestión de streaming de anime, la realidad es que no había mucha variedad en el catalogo que ofrecían o tenías que cambiar de región para poder acceder al catalogo de Estados Unidos en algunos. Todo es distinto en pleno 2021, ahora hay muchas opciones para consumir nuestros animes de forma legal, encontrar varios títulos de manga, tal vez el unico inconveniente con el que te puedas encontrar sea la disponibilidad en los títulos, ¡Sí, me refiero a ti Kimetsu no Yaiba! Incluso ya hay más presencia de cintas de animación japonesas en nuestros cines de lo que había hace 10 años, los servicios de streaming de anime son varios y cuentan con un amplio catalogo, por lo menos en los que están dirigidos en su totalidad al anime, incluso se cuenta con varios doblajes por si de repente te llega a dar un poco de pereza leer tanto, también existen muchas alternativas que son gratuitas, o sitios que están tratando de iniciar en la industria y que son provenientes de Latinoamérica. Vamos, si buscas hay de sobra en dónde consumir tu anime o manga de manera legal, sin tener que estar lidiando con ventanas emergentes o con la "mujer madura que quiere conocerte" o subtítulos variados y diferente tipografía.


Pero entonces, si hay tanta variedad en la actualidad ¿Por qué el consumidor de anime sigue prefiriendo la piratería por encima de lo legal?


Creo una respuesta muy simplificada sería que en su mayoría el consumidor de anime suelen ser jóvenes, que tal vez no duraran mucho en su paso por el anime, y que tal vez no cuentan con un trabajo o un ingreso fijo, pero si ese no es tu caso, entonces trata de consumir legal, y si lo haces, ¡qué bien! Claro, muchos, empezamos en este mundo así, con la piratería, pero creo que el argumento de "Es que no tiene muchas series ese servicio", o "Es que así yo conocí el anime, es mejor que se conozca a que nadie lo vea" ya no es valido, como lo dije, ya contamos con muchas opciones y si queremos ser más tomados en cuenta simplemente tenemos que hacer que esa percepción que se tiene del fan Latinoamericano de consumidores de piratería cambie.



Claro, sé que entre tantas opciones de servicios o que una serie se encuentra en un servicio u otro a veces nos podemos abrumar un poco, sobre todo en la cuestión económica.

Pero siempre será mejor pagar por nuestros animes y mangas que no hacerlo.


Traté de no profundizar mucho en cuestiones de la industria para no alargar demasiado esta nota, pero no me cierro a la posibilidad de hacerlo más adelante.


Así que, ¿Qué opinión tiene respecto a la piratería en el anime y manga?

275 vistas0 comentarios
  • YouTube - Círculo Negro
  • Negro del icono de YouTube
  • Instagram - Negro Círculo

® 2020 FanimeR © 2020 Just Real Todos los derechos reservados. Todos los materiales en este sitio tienen derechos de autor y no se pueden usar de manera comercial.