LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA JAPONESA CAE POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO




La Federación Internacional de la Industria Fonográfica ha publicado el "Global Music Report 2021", la edición de este año da su informe anual en el que se detalla lo sucedido en la industria musical a nivel mundial del año pasado.


A pesar de la pandemia del COVID-19, el informe dice que la industria musical mundial vio crecer sus ingresos por sexto año consecutivo, un 7,4% en 2020, con un total de 21.600 millones de dólares.


Los ingresos por streaming crecieron un 19,9%, y ahora representan el 62,1% de los ingresos mundiales, con 13.400 millones de dólares. Esto fue impulsado por un crecimiento del 18,5% en los ingresos por suscripción de pago. A finales de 2020, había 443 millones de usuarios de servicios de streaming de pago en todo el mundo, que representan el 46% de los ingresos mundiales. Los servicios de streaming con publicidad representan el 16,2% restante de los ingresos mundiales del streaming.



Después del streaming, la siguiente fuente de ingresos más importante es el soporte físico, que ahora representa el 19,5% de los ingresos mundiales, con 4.200 millones de dólares. Esto supone un descenso del 4,7% respecto a 2019.


Al físico le siguen los derechos de ejecución, que suponen el 10,6% de los ingresos globales, con 2.300 millones de dólares, una caída del 10,1%. Esta caída se produce después de más de una década de crecimiento, debido a la pandemia que afecta a las actuaciones musicales en directo en todo el mundo.


Después de los derechos de ejecución están las descargas y otros productos digitales, que ahora representan el 5,8% de los ingresos mundiales. Este segmento aportó 1.200 millones de dólares el año pasado, un 15,7% menos.


El último segmento es la sincronización. Supone el 2,0% de los ingresos globales, con 400 millones de dólares. Este segmento se redujo un 9,4% respecto a 2019. Esta caída se debe a la pandemia que afecta a la producción de programas de televisión y películas en las que se reproduce música.



Los 10 principales mercados musicales, por orden, son Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia, Corea del Sur, China, Canadá, Australia y Países Bajos. Esto no varía con respecto a 2019, con la excepción de que los Países Bajos sustituyen a Brasil en el número 10.


Por sexto año consecutivo, Asia experimentó un crecimiento, con un aumento del 9,5%. El año pasado también fue el primero en el que los ingresos digitales superaron la marca del 50% en términos de ingresos totales. Japón, sin embargo, experimentó un descenso del 2,1% en 2020. Si no se incluyera Japón, Asia habría sido la región de mayor crecimiento, debido a su crecimiento del 29,9% fuera de Japón.



Al hablar de Asia, Shridhar Subramaniam, Presidente de Estrategia y Desarrollo de Mercados para Asia de Sony Music y Presidente de Estrategia y Desarrollo de Mercado para Asia y Oriente Medio, afirma que la región es absolutamente fundamental para el crecimiento continuo de la industria mundial. También cree que, a medida que aumenta su tamaño e importancia, Asia ya no puede ser considerada o tratada como una sola región.


"Creo que, dentro de cinco u ocho años, el peso económico de esta parte del mundo y lo que aporta serán evidentes, sobre todo si se tiene en cuenta que el sector probablemente ni siquiera ha llegado a relacionarse con un tercio de la población. Por lo tanto, ya no debemos considerar a Asia como un bloque gigante, sino que hay que dividirla en núcleos: China, Corea, Sudeste Asiático, India y Oriente Medio. Cada uno de ellos es una potencia económica con enormes poblaciones, pero también son muy diferentes tanto cultural como económicamente, y en cuanto a la evolución del mercado y la dinámica del mercado interno".

Entonces, ¿qué lugar ocupa Japón en todo esto?


Fuente

63 vistas0 comentarios