EL LIVE ACTION DE HALO PODRÍA NO TENER SU EMBLEMÁTICA BANDA SONORA




Marty O'Donnell y Mike Salvatori, los compositores originales que crearon la icónica música utilizada en numerosas obras relacionadas con Halo afirman que Microsoft aún les debe dinero en concepto de derechos de autor desde hace 20 años. Después de años de no llegar a ninguna parte por medios amistosos, los dos compositores presentaron su demanda, desencadenando así una cadena de acontecimientos que podría suponer un problema para la adaptación del proximo live action.


Su demanda planteaba seis causas de acción contra Microsoft: incumplimiento de contrato, incumplimiento del deber fiduciario* de desarrollar los ingresos por derechos de autor en una empresa conjunta, incumplimiento del deber de actuar de buena fe y trato justo, incumplimiento de una asociación contable, enriquecimiento injusto e interferencia tortuosa, todas ellas acusaciones graves.



*El fiduciario es la que tiene la titularidad de los bienes o derechos fideicomitidos y que se encarga de la realización de los fines del fideicomiso, a través del ejercicio obligatorio de los derechos recibidos del fideicomitente


La demanda se presentó originalmente en 2020, y se ha fijado una mediación para la próxima semana con el fin de resolver el asunto antes de que llegue a los tribunales. Marty O'Donnell y Mike Salvatori instruyeron a sus abogados para que exploraran la forma de bloquear la emisión de la serie de acción real de Halo, ya que utiliza de forma destacada su música.



Marty O'Donnell


Marty O'Donnell ha afirmado que él y su socio Mike Salvatori buscaron claridad por parte de Microsoft durante más de una década sobre los supuestos derechos de autor no pagados, pero afirma que le dieron largas, lo que los llevó a buscar ayuda legal para forzar el asunto con la enorme compañía.


Así se describe el meollo de la cuestión: O'Donnell dice que él y Salvatori, trabajando como O'Donnell Salvatori Inc, crearon y licenciaron la música de Halo a Bungie, un acuerdo que se mantuvo incluso cuando la compañía fue comprada por Microsoft en 2000. Microsoft no está de acuerdo con esto, y afirma que los dos compositores realizaron un trabajo por encargo, y que Microsoft es el autor de la obra.


O'Donnell y Salvatori lo niegan con vehemencia:


"Nunca fue un trabajo por encargo. Siempre fue un acuerdo de licencia. Así que eso es lo que hicimos con Halo. La primera entrega de la música de Halo fue escrita y grabada en 1999. Se licenció a Bungie. Bungie no fue comprada por Microsoft hasta pasado un año".

Después de años de ser ignorado, las cosas llegaron a un punto crítico después de que enviaron Halo (1):

[....]"Fue entonces cuando llegó el primer contrato nuevo, en el que dijimos: 'Sí, cederemos los derechos de publicación y los derechos de autor de la música para Halo a Microsoft'. Sin embargo, quería hacerlo de la forma en que se hace en el cine y la televisión, donde los compositores siguen siendo compositores de ASCAP (American Society of Composers, Authors and Publishers), y no es un puro trabajo por encargo. Hay un contrato para los derechos auxiliares, es decir, el uso en anuncios, el uso en cualquier cosa fuera del juego, específicamente, o las ventas de bandas sonoras.
Se supone que O'Donnell Salvatori recibirá el 20% de cualquier cosa fuera del juego que utilice la música. Lo cual, por cierto, es realmente razonable. Muchos compositores y músicos del mundo del cine se llevan más del 50%.
Así que dije: "Mira, lo haremos por el 20%". Y, junto con eso, debería haber algún tipo de contabilidad trimestral en la que pudiéramos ver, aquí es donde lo has usado, y aquí es lo que has recibido, o aquí es lo que has recibido en especie en algún tipo de intercambio de trueque - todavía hay algún valor monetario que debería acumularse para los compositores originales"[....].

Desde entonces, O'Donnell dijo que él y Salvatori recibían los derechos de autor de Microsoft trimestralmente, pero los pagos no estaban conectados a la contabilidad que mostraba detalles más finos, como el número de unidades vendidas, o cualquier acuerdo realizado:


[....]"Empezamos a sospechar porque decíamos: 'Creo que la banda sonora de Halo 2 se vendió mucho, pero no tenemos ninguna cifra que muestre cuántas unidades se vendieron'. ¿Cuántas descargas digitales se hicieron en Amazon, YouTube o iTunes? No tenemos cifras.
"Y entonces el cheque que recibíamos nos parecía, vale, si esto es un 20%, entonces no parece que Microsoft esté ganando mucho dinero. Así que decíamos: "¿Podrían decirnos cuáles son los números? Y entonces no lo hicieron. Pero seguro, cuatro meses más tarde, recibirías otro pequeño cheque, y simplemente, 'Aquí está tu cantidad'. Pero no estaba relacionado con nada".[....]


Los compositores también están en desacuerdo con el hecho de que no se les reconozca el uso de su música en Halo Infinite o en la serie live action, y la demanda pretende resolverlo:


"No he visto el nombre de Mike ni el mío en ninguna de las piezas. La mayoría de la gente sabe, bueno, que esta es la música de Marty y Mike, ¿no? Es decir, la gente que se preocupa o presta atención, dice: 'Oye, esto es genial. Estamos escuchando la música de Marty y Mike de nuevo.' Pero no nos acreditan ni nos dan el 20% ni nos dan cuenta de ello ni nada. Así que parte de la demanda consiste en descubrir cuál debe ser la indemnización por daños y perjuicios".

Si la mediación no tiene éxito, la serie de acción real podría bloquearse, haciendo este asunto mucho más público, y es dudoso que Microsoft y Paramount quieran eso.



24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Banner Siu - Kawaii.png
Banner Siu - Kawaii.png